0 1 2 3 4 5

Fisioterapia de preparto y postparto

El embarazo es un momento en que se producen numerosos cambios en nuestro cuerpo, tanto físicos como emocionales. En la medida en que tengamos más información y cuanto más se trabaje sobre ambos aspectos, más preparadas estaremos para el momento del parto. Esto se traduce en el disfrute en plenitud de todo el proceso del embarazo y sobre todo del parto. Pero ¿cómo puede un fisioterapeuta especializado en el suelo pélvico ayudarte a prepararte para el parto?


La función del fisioterapeuta es la de recuperar o entrenar el sistema musculoesquelético. En el caso del embarazo, serán objetivos del fisioterapeuta: trabajar la musculatura abdominal para poder minimizar su distensión, trabajar la musculatura del suelo pélvico, y, en definitiva, el entrenamiento físico para el parto.


Con el masaje perineal se prepara el suelo pélvico para el gran estiramiento que sufrirá cuando salga la cabecita del bebe, y se mejora la elasticidad de esta musculatura.


Otro de nuestros objetivos es el entrenamiento en el “pujo fisiológico”, eficaz para la expulsión del bebé, y respetuoso para la pelvis y el abdomen de la mamá. Todo este entrenamiento nos dará un soporte físico y emocional importante para poder afrontar el parto en mejores condiciones.


Con la fisioterapia postparto se recupera la función muscular de la pared abdominal sin lesionar el suelo pélvico, se recupera la función de los músculos del suelo pélvico y si hay cicatrices, como la de la episiotomía o la de la cesárea, se tratan, evitando que creen adherencias y acelerando el proceso normal de recuperación.


En definitiva, una buena preparación y un buen conocimiento de nuestro cuerpo son una gran ayuda para poder disfrutar plenamente del camino que nos lleva a la maternidad.